Copyright ©2010 Huaca Ventarrón Todos los derechos Reservados
Email:

EL PROYECTO

La investigación arqueológica en el Cerro Ventarrón y el complejo Collud-Zarpán, iniciadas el 2007, han permitido conocer los orígenes y auge de la civilización en el valle de Lambayeque. El Proyecto se inició en agosto del 2007, con financiamiento de la Unidad Ejecutora Naylamp Lambayeque, organismo del Ministerio de educación encargado de financiar las investigaciones de los museos en Lambayeque.

A fines del 2007 se presentó a la prensa el descubrimiento un centro ceremonial correspondiente a los inicios de la civilización, con fases constructivas superpuestas, que albergaba en su interior una singular imagen policroma, estimable como la pintura mural más antigua de América.

Simultáneamente en el complejo Collud – Zarpán, distante 1km. al noroeste del cerro, se descubrieron edificaciones monumentales correspondientes al siguiente periodo cultural, el Formativo, auge de la civilización que se dio entre 1900 a 500 a.C.

Excavación en Huaca Ventarrón

EL GRAN VALLE DE LAMBAYEQUE Y  SU DESARROLLO 

La región de Lambayeque constituye un caso particular en América, explicable a partir de nuestra investigación como un extraordinario modelo de desarrollo y continuidad cultural. Mientras que en otros valles durante el Precerámico no se alcanzó complejidad, debiendo supeditarse a Lambayeque como afluente principal; en los valles del sur donde se alcanzaron progresos tempranos (Paraiso, Caral), quedaron luego truncos reconstruyéndose la cultura después de hiatos culturales  largos. Suponemos que ventajas en el orden de recursos y clima favorecieron en esta parte de la costa norte, el desarrollo sostenido y auge de una de las culturas más sobresalientes de la historia de las civilizaciones.

El valle está dotado del mejor clima de la costa, lo que favoreció el desarrollo de la primigenia industria del algodón, para vestimentas y redes. Sumados los cultivos de lagenarias (calabazas), cucúrbitas (variedad de zapallos) papas, camote, yuca, pallar, frutales (lúcuma, palta, guaba, tumbo, papaya, pepino y un largo etcétera), frente a un mar y río abundantes de vida; la región representó el paradigma de la abundancia de recursos. En este contexto la creación y desarrollo de infraestructura agraria, debió darse al mismo tiempo que la arquitectura monumental, que surgió como contraparte organizativa y eficaz catalizador de una colectividad organizada.

El poder unificador de la arquitectura sagrada como apropiación e interpretación social del paisaje, explica su complejidad y relevancia. Sería importante comprobar que los bloques arcillosos con los que se construyeron los templos primigenios Huaca Ventarrón -Arenal fueron acarreados desde riberas y campos que se habilitaban gradualmente para agricultura. Tal vez la interdependencia de actividades: agricultura- arquitectura podría explicar remodelaciones y reorientaciones de los templos de acuerdo a calendarios ligados al mantenimiento y proyecciones del sistema hidráulico. En una visión general del la historia del valle, cada período cultural representaría la ampliación de las redes de riego en función a un nuevo eje político, conformado a partir de la refundación del centro ceremonial.

Foto Satelital del Valle de Lambayeque
Foto Satelital del Cerrro Ventarrón, con los Sitios Arqueológicos Investigados Fuente: Google Earth

PARAJE Y  SIMBOLISMO

Cerro Ventarrón es una estribación aislada que ocupa una posición estratégica en la parte baja  del valle de Lambayeque, al centro de la llanura y cerca a la margen derecha del río Reque; dista 22 kilómetros del litoral y su altura máxima es de 228 metros. Esta ubicación permitió desde épocas remotas especial acceso a recursos, impulsando la creación de infraestructura agraria y los primeros centros de poder; semejante posición estratégica ocupan en sus respectivos valles el cerro Corbacho de Zaña y La Raya de Túcume. Ciertos detalles de la morfología del cerro en  relación con el  paisaje facilitaron el temprano reconocimiento y acrecentamiento de su prestigio como montaña tutelar del valle. El enclave entre dos ríos, su forma alargada y cima llana orientada al norte, así  como el alineamiento con montañas vecinas, enmarcan y destacan su posición central. Del mismo modo los colores de su composición mineral, en grandes porciones de tonos oscuros, amarillentos y rojizos; tanto como las fallas geológicas en forma de planos verticales y horizontales a manera de cruces o redes, fundamentaron el concepto del templo y las obras de muralística como interpretaciones del paraje sagrado en función al simbolismo de  “centro”.

El surgimiento de un primer sistema cultural en el valle de Lambayeque marcó el inicio de una larga y sostenida tradición, fortalecida desde el primer momento por la estratégica posición territorial. La transición en el uso del paisaje, los patrones arquitectónicos y temas iconográficos siguen un hilo de continuidad coherente en el tiempo. Huaca Ventarrón y el Arenal, sobre el promontorio y pendiente del cerro destacaron visualmente la condición emergente de la civilización -la arquitectura como representación colectiva nace de la montaña, como proyección de sus formas hasta saturar el espacio y tiempo. Luego el nuevo ciclo cultural se reinició de modo gradual, en Collud – Zarpán, necesariamente cerca de la montaña originaria, pues el nuevo centro surge como síntesis entre la primera noción de ancestralidad ligada al paisaje y la creciente esfera de interacción macroregional.

Panorámica del Cerro Ventarrón desde la Margen Izquierda del Rio Reque
Formaciones Rocosas Caracteristicas del Cerro Ventarrón

INICIO DE LA INVESTIGACIÓN

A  fines  de  los  años 80 Luis Inga, trabajador del  Museo Brüning  residente en el poblado Ventarrón, informó al director, Walter Alva, que una banda de huaqueros depredaba sistemáticamente la Huaca para obtener valiosos objetos. En ese entonces la visitamos observando parte de murales entre escombros, se dispuso inmediatamente que los pobladores protejan el sitio hasta que se logre ejecutar un proyecto arqueológico; ante la urgencia de evitar su destrucción acentuada gravemente por la extracción de material para adobes; pues las casas del pueblo, desde la década del 50, se construyeron con el barro del templo reduciendo paulatinamente su volumen.A partir de ese momento hicimos  reconocimientos esporádicos a lo largo de años; hasta que el 1 de Agosto de 2007 se inició el proyecto arqueológico que presentamos a la Unidad Ejecutora Naylamp. En la primera temporada, bajo la dirección de Walter Alva  participamos 5 arqueólogos, 2 conservadores y 120 obreros; las excavaciones en forma de trincheras exploratorias permitieron registrar la más antigua arquitectura; al mismo tiempo se inició el tratamiento de conservación que permitirá la puesta en valor para beneficio de la comunidad, considerando que estos hallazgos serán valorados como los más pretéritos y trascendentes de nuestra  historia cultural.

Huaca Ventarrón al Inicio de la Investigación

VENTARRÓN: EL CENTRO CEREMONIAL  PRECERÁMICO
 (aprox. 2500 – 1600 a. C.)

La ubicación del templo Huaca Ventarrón en la falda oeste del Cerro Ventarrón permitió controlar visualmente el amplio valle de Lambayeque y el curso del río Reque, con la impresión de estar en el centro de todo el territorio; desde aquí debieron dirigirse las primeras obras de agricultura y la organización de la sociedad alrededor de una ideología inspirada en el paraje sagrado. El templo se erigió sobre un promontorio de roca situado entre dos menores, tras estos, a cada lado en  la distancia, se levantan grandes colinas que enmarcan el paisaje. El templo fue remodelado sucesivamente superponiendo rellenos que cubrieron edificios anteriores, el 2009 logramos definir la compleja secuencia de 11 fases que abarcarían entre 2500 y 1700 a.C., época conocida como Precerámico Superior.

Vista Panorámica de Huaca Ventarrón

Primer Templo: Los Peces

La fase más antigua, que aún no conocemos en su totalidad, fue construida sobre el afloramiento rocoso que marcó el principio del carácter sagrado, resulta modesta en comparación con la segunda, fue construida asentando rocas medianas con mortero de barro, formando escaleras de acceso a un juego terrazas escalonadas que condujeron a una plataforma baja, rematada en una banqueta o banquetas corridas con un gran fogón lateral, decorado con un alto relieve de dos peces inversos; la imagen sería símbolo de abundancia  natural e interdependencia de la producción.

Altorelieve que Representa dos Peces Primera Fase del Templo Ventarrón
Reconstrucción de la Primera Fase Arquitectónica del Templo Ventarrón

Segundo Templo: Recinto Rojo-Blanco y Mural Cacería del Venado

A partir de la segunda fase se aprecia un cambio radical en cuanto a técnica y materiales, se empieza a utilizar exclusivamente bloques sedimentarios de arcilla compacta unidos con aglomerante de barro; la arcilla seca absorbió rápidamente la humedad del aglomerante acelerando el fraguado, permitiendo el alzado monumental y casi vertical de las fachadas; a partir de este momento la técnica se mantuvo sin cambios hasta la última fase; dando lugar a exigencias conceptuales de un diseño inspirado en las proporciones arquetípicas del paisaje. Si bien la nueva técnica represento una innovación, antes de dominar sus posibilidades se apuró el diseño de una obra majestuosa, sobredimensionando el diseño original, logrando así definir los cánones de la  tradición arquitectónica. El diseño, orientado al norte, sigue la dirección del cerro Ventarrón; en la cima del templo destacaba el recinto de fachadas pintadas donde se mantenía el fuego sagrado, en esta sala a modo de audiencia, con una larga banqueta corrida al fondo, debieron aposentarse los representantes de la comunidad. Los magníficos murales al fondo del recinto, con imágenes de venados capturados en redes, expresaron un complejo sistema de alegorías, referidas al hecho que las redes revolucionaron la agricultura en función a la caza y pesca, se patentaba así la bonanza de la industria más importante de ese tiempo.

Reconstrucción de la Segunda Fase Arquitectónica del Templo Ventarrón
Mural Bícromo de la Fachada del Recinto Central  Fase 2
Mural Figurativo Representando Cacería de Venados, Fase 2

Tercer Templo: Recinto Verde

En una tercera fase el recinto principal, decorado al exterior de color verde, quedaba emplazado sobre una sólida plataforma que cubría las de fases anteriores, rodeada de contrafuertes de hasta 6 metros de altura que brindan una impresión de solidez y equilibrio arquitectónico; un diseño único en la arquitectura del Perú antiguo. Esta fase sufrió gran deterioro por huaqueo, al parecer un grupo de tumbas del Formativo  fueron depositadas  luego del abandono en el centro del la plataforma; entre los pozos de huaqueo definimos y conservamos un deposito de ceniza que correspondería al altar de fuego.

Reconstrucción de la Tercera Fase Arquitectónica del Templo Ventarrón

El Arenal: La Gran Extensión del Sitio

En la amplia ladera oeste del cerro Ventarrón, (27 Hectáreas) cubierta totalmente de arena eólica, las excavaciones arqueológicas  han descubierto porciones de una gigantesca obra arquitectónica, perfectamente adaptada al relieve escarpado y diseñada probablemente como una proyección de la montaña. La monumentalidad de las edificaciones, de las cuales solo se han excavado porciones, obligan considerar la central  importancia de la región Lambayeque en el proceso de civilización de América. Estaríamos entonces ante un gran complejo del Arcaico que tendría al  templo Huaca Ventarrón como monumento central frente al conglomerado de templos del Arenal con casi un kilómetro cuadrado de arquitectura, construida en varias fases con sus respectivas remodelaciones.

Sitio Arenal en la Falda Oeste del Cerro Ventarrón

COLLUD- ZARPÁN: LA CAPITAL TEOCRÁTICA
(aprox. 1500 – 500 a.C.)

Ubicado un kilómetro al noroeste de cerro Ventarrón, en el centro del valle, está conformado por dos grandes montículos irregulares ligeramente separados, Zarpán al este y Collud al oeste. Ambos tienen magnitud y orientación semejantes (25° azimut). Nuestra investigación ha descubierto parcialmente edificaciones monumentales con plataformas, escalinatas y magníficos acabados de fachadas y decoraciones murales. Estos templos que debieron conformar la capital teocrática del valle el estadio Formativo, se encontraban sepultados bajo rellenos de arena, escombros de erosión y construcciones de culturas posteriores.

Vista Aérea del Sitio Huaca Collud- Zarpán

Los templos de Collud

Las prospecciones realizadas por miembros del proyecto e informaciones de pobladores, permitieron identificar al extremo noreste de Collud un paramento de grandes bloques de piedra que estaba siendo destruido y otro más alto adobes cilíndricos. Las excavaciones iniciadas el año 2007 lograron descubrir bajo metros de arena, uno  de los templos principales; la monumental plataforma alcanzaría 70 metros de frente por 170 de largo, con fachada de tres niveles escalonados de dos metros de altura y 3.5 de separación cada uno, en el frontis destaca una escalinata de 25 pasos y 25 metros de ancho. Hoy sabemos que el muro de piedra había cubierto el gigantesco templo de adobes. Este modelo arquitectónico con escalinata central se repitió en otros templos de la época en la región nororiental del Perú. En la parte central del atrio se ubicó la plataforma culminante, alineada en el eje de la escalinata principal.

Durante la temporada 2008-2009 se hicieron excavaciones en el sector suroeste, en una calle del centro poblado, se encontraron evidencias de un templo con frente escalonado de tres niveles, con características arquitectónicas semejantes al templo principal. A esta construcción de adobe cilíndrico se superpuso un muro de piedra, que correspondería a la influencia Chavín. Al extremo suroeste también se encontraron evidencias arquitectónicas del Formativo, recuperándose fragmentos de cerámica pertenecientes a estilos de la época.

Recosntrucción del Templo en el Sector Noreste de Huaca Collud

El mural de Collud: la primera deidad

En la esquina  noreste del templo se ubicó un altorrelieve parcialmente destruido; probablemente fue un zócalo decorado que bordeaba el edificio. La imagen presenta rasgos combinados de varios seres entrelazados. Destaca como figura central una cabeza de perfil con rasgos humanos, dientes felínicos y pico rapaz; de la que  emergen bandas entretejidas, una red que se transforma en serpientes y cuerpos híbridos.  Esta primera deidad es una quimera mítica que articulaba las regiones del cosmos, enlazando naturaleza y la sociedad, fundamentando así el poder teocrático, es en esencia una araña, origen de las redes y símbolo del centro. El concepto de seres emergentes y combinados fue característico en el arte Formativo.

Relieve Mural del Templo de Collud, Representa la Primera Deidad

Los templos de Zarpán

Huaca Zarpán, al Este, es un montículo de 24 hectáreas que contiene varios templos del Formativo. Las excavaciones del 2007 ubicaron al noroeste un templo con gradería de 15 m. construido con adobes cilíndricos. En centro del yacimiento se ubicó un acueducto subterráneo construido con lajas de piedra, dispositivo ritual de culto al agua, asociado a una fachada de grandes rocas,  de 2.5 m. de alto, se trata del frente de un templo de piedra que se extiende más de 60 m. En el relleno que lo cubrió se hallaron   fragmentos de cerámica estilo Chavin (700 a.C).

Vista Aérea de Huaca Zarpán

EL PLAN MAESTRO

La investigación arqueológica en el ámbito del cerro Ventarrón es el punto de partida para un proyecto integral a largo plazo; los resultados de la inversión estatal rinden los primeros frutos. Ya durante el 2009, se han ejecutado obras de infraestructura en los monumentos y centro poblado, con miras a la puesta en valor y pronta apertura al turismo. El hallazgo de un templo primigenio en Lambayeque ha despertado el interés de la comunidad científica internacional y del público general: la noticia fue cubierta por los principales medios de prensa nacional y llegó a las páginas y noticieros del mundo como el descubrimiento del templo y mural más antiguo de América.

Taller de Capacitación Niños de Ventarrón FCPF


VisitasWeb hosting
 
 
PROYECTO REGION LAMBAYEQUE OTRAS PUBLICACIONES MAPA DE SITIO